¿Sabes cómo se utilizan los datos de tu salud que recopilan tus dispositivos?

En la actualidad se han vuelto de uso muy común los “wearables”, dispositivos electrónicos que la gente puede llevar puestos, tales como pulseras, colgantes, o ropa, pero que cuentan con funciones de medición de distintos aspectos de la salud.

Algunas de las cosas que estos dispositivos pueden recopilar son, la cantidad de pasos que camina una persona, la medición de su ritmo cardiaco, la cantidad y calidad de su sueño, entre muchas otras, que aunado a la capacidad de geo localizar, se vuelve una herramienta con información especialmente delicada.

Ahora bien, ¿dónde se almacena toda esta información? Normalmente estos dispositivos van sincronizados a un Smartphone o tableta, en el cual descargan cada cierto tiempo la información que van recopilando del usuario, y es a través de este Smartphone que el usuario puede visualizar el resultado de sus análisis. Sin embargo también existen dispositivos que almacenan esta información en sí mismos, y son capaces de realizar su tratamiento de forma autónoma.

La importancia de conocer estos elementos, radica en que al no conocer el sitio exacto donde esa información está, mucho menos podemos conocer los riesgos que conlleva su tratamiento, ya que muchas veces se piensa que, por tener nuestro dispositivo móvil con un antivirus instalado, con un pin o huella digital, o con cualquier otra herramienta de protección, estamos protegidos ante el robo de información pero, ¿sabemos siquiera qué sistema incorpora un wearable y qué medidas de seguridad ha implementado para evitar accesos no autorizados?

Es muy probable que todas estas aclaraciones se proporcionen al usuario a través de una licencia o de unas condiciones de uso, las cuales pueden venir en el empaque del mismo dispositivo, o bien, en la aplicación móvil que éste utiliza, pero nos enfrentamos al gran problema que nadie lee esas condiciones.

La web expansion.com publicaba ayer un artículo en el que hacía un análisis sobre si sería necesario añadir regulaciones especiales para las aplicaciones que hacen uso de datos sanitarios, pero, en la opinión de quien escribe el presente, podemos apilar libros y Megabytes de regulaciones, pero si la gente no es consciente de lo que está permitiendo, no habrá una solución posible.

Según la legislación actual, los datos sanitarios se consideran como especialmente protegidos, y todo tratamiento que se realice de éstos, debe estar sujeto a medidas de seguridad de nivel alto, lo que significa controles de acceso avanzados y auditorías constantes. Sin embargo la legislación también otorga la posibilidad de que este tratamiento pueda estar vinculado en sus condiciones al consentimiento expreso del usuario, y es ahí donde encontramos la importancia de leer estas con detenimiento.

Por hablar solo de un ejemplo, a través de dicho consentimiento podemos permitir que nuestros datos de salud sean cedidos a empresas distintas de la original, e incluso, que sean objeto de transferencias internacionales de datos.

Como especialistas del Derecho, en TIC’s Legal sabemos que normalmente leer las condiciones de uso y contratación de cualquier cosa resulta tedioso, sobre todo porque parece que éstas hayan sido hechas precisamente para no ser leídas, ni mucho menos entendidas, pero entonces quizá la discusión debería empezar por ahí.

Ante el problema de, ¿por qué la gente no lee estas condiciones?, podríamos plantearnos la existencia de unas condiciones claras, resumidas y entendibles, que el usuario pueda asimilar con facilidad, en lugar de mostrarle en pantalla un documento enorme, del cual la barra de desplazamiento parece no tener fin.

Ahora bien, dejamos la pregunta para nuestros lectores. ¿Si las condiciones de uso fueran más claras y resumidas, crees que la gente las leería?

Uso de cookies

En TIC's legal utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando por nuestros sitios, estás dando tu consentimiento expreso para la aceptación de las mencionadas cookies, y la aceptación de nuestra política de cookies. Pulsa el enlace anterior para mayor información, o en Aceptar para cerrar este mensaje. ACEPTAR

Aviso de cookies